bosquejosdesermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosdesermones.com

 

Dios nos rescató de las tinieblas

Dios nos rescató de las tinieblas

Base Bíblica: Romanos 12: 1, 2

Introducción:

Las Escrituras enseñan que la voluntad del hombre y los deseos del corazón tienden a la corrupción. Esta inclinación se manifiesta en los pensamientos que anida y que determinan sus acciones.

De hecho, el teólogo inglés, John Owen (1616-1683), escribió:

“La oscuridad interior del hombre surge de sus pensamientos pecaminosos. Entonces, al oscurecerse la mente del hombre, es incapaz de ver, recibir, comprender o creer para salvar su alma. Las cosas espirituales o los misterios del evangelio, no pueden traer la salvación sin que antes el Espíritu Santo haya creado dentro del alma una nueva luz por la cual puedan ver y percibir las cosas.”

Renovar nuestra forma de pensar no es posible en nuestras fuerzas sino con el poder de Dios, cuando lo dejamos obrar poderosamente en nuestro ser.

I.- EL SEÑOR JESÚS NOS LIBERTA DE LAS TINIEBLAS

1.- En Jesucristo encontramos luz para el camino (Mateo 4: 16; Juan 1: 5)

2.- Gracias a la obra de Jesucristo salimos del gobierno de Satanás a la luz y libertad (Hechos 26: 18; Colosenses 1: 13)

a.- Dios nos quita la venda.

b.- Dios nos permite la conversión

c.- Dios nos hace libres

d.- Dios nos hace herederos de la santificación (1 Pedro 2: 9, 10)

3.- Al ser libertados por el Señor Jesucristo, estamos llamados a caminar como hijos de la luz (Efesios 5: 8)

4.- A través de Su Palabra, Dios nos lleva a entender la verdad y salir de la oscuridad (Salmos 119: 105; 2 Pedro 1: 19)

5.- Por su Espíritu Santo morando en nosotros, nos quita el velo para que podemos conocer la verdad (Efesios 4: 17, 18)

II.- SÓLO EN CRISTO PODEMOS EXPERIMENTAR VIDA Y SALVACIÓN

1.- Sin Cristo, nuestra mente permanece atada a la necedad (Proverbios 17: 11, 12)

a.- Atados a la maldad

b.- Satanás toma ventaja de nuestra inclinación pecaminosa

2.- Permaneceremos en oscuridad hasta tanto permitamos que entre la luz de Cristo (Juan 1: 5; Mateo 6: 22, 23)

3.- Sin Jesucristo trayendo luz a nuestra vida, la mente se ve afectada:

a.- La persona vacila, es inestable e inconstante

b.- La persona es invadida por la mundanalidad

4.- Quien está en tinieblas provee para los deseos de la carne (Colosenses 1: 21)

5.- Abrirle el corazón a Dios, por fe, nos permite escapar de las tinieblas y ser salvos (Romanos 1: 16, 17; Gálatas 2: 20)

6.- Dios nos trae vida cuando nos encontramos muertos espiritualmente (Efesios 2. 1, 5, Filipenses 2. 13)

7.- Vivimos para Dios cuando somos rescatados de las tinieblas (Romanos 14: 7, 8)

III.- LA NUEVA VIDA EN DIOS, ES LA ANTESALA DE LA VIDA ETERNA

1.- Es por la gracia de Dios que podemos experimentar una nueva vida (Gálatas 2: 20, 21)

2.- Gracias a la nueva vida, nuestro fruto es la santificación y la meta, la vida eterna (Romanos 6: 22, 23; Filipenses 1: 11; Juan 17: 3)

3.- Dios nos releva la nueva vida que tiene para nosotros (1 Corintios 2: 2, 7, 12, 14, 16)

4.- Con ayuda de Dios obtenemos la guía necesaria en la nueva vida.

Conclusión:

Experimentar una nueva vida es posible. Dios lo hace posible. De hecho, desde antes de la creación y conociendo de antemano la inclinación a la pecaminosidad por la que optaría el género humano, dispuso el sacrificio redentor del Señor Jesucristo.

No somos salvos por esfuerzo propio sino por la gracia de Dios. Es su misericordia la que nos asegura pasar una eternidad en Su presencia.

Si no ha recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador, hoy es el día para que tome esta importante decisión.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT