bosquejosdesermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosdesermones.com

 

La sangre de Cristo nos asegura las bendiciones

La sangre de Cristo nos asegura las bendiciones

Base Bíblica: 1 Pedro 1: 18, 19

Introducción:

Cuando Dios nos creó, tuvo en mente que fuéramos bendecidos. Ese fue su plan desde la eternidad. Sin embargo, el pecado del género humano levantó una enorme barrera que llevó a que Adán y Eva fueran expulsados del paraíso (Génesis 3) No obstante, Cristo, el segundo Adán, nos reconcilió con el Padre y nos abrió las puertas a las bendiciones que se habían perdido.

I.- LA SANGRE BENDICE O MALDICE

1.- El enemigo tiene estrategias para derrotar al pueblo de Dios, y una de ellas son las maldiciones:
  • Depresiones
  • Ideaciones suicidas
  • Lujuria y promiscuidad
  • Enfermedades incurables
  • Fracaso
  • Pobreza
2.- La sangre de Abel vertida por Caín, maldijo la tierra (Génesis 4: 9, 10; Números 35:33; Génesis 9:6, Isaías 59: 2, 3)

3.- El derramamiento de sangre maldice generaciones enteras.

II.- LA SANGRE DE CRISTO TIENE PODER

1.- Por la sangre de Cristo fuimos perdonados (Isaías 1:18-20)

2.- La sangre de Cristo vertida en la cruz produjo tres cosas para nuestras vidas:
  • Salvación eterna (Romanos 10:8-10)
  • Liberación (Juan 8:36)
  • Sanidad (Isaías 53:5)
3.- El Señor Jesús nos compró y redimió a precio de su sangre (1 Pedro 1: 18, 19)

III.- LA SANGRE DE CRISTO NOS ASEGURA LA VICTORIA

1.- La sangre de Cristo nos permitió recobrar nuestra voluntad.
  • Nuestra voluntad la rindió Adán a satanás en el Edén (Génesis 3)
  • Jesús, como el segundo Adán, venció a satanás (1 Corintios 15: 21-28)
  • Cristo obtuvo la victoria por nosotros en el Getsemaní, con una voluntad rendida a Dios (Mateo 26:31; Lucas 22: 43-46)
2.- Quien los llevó a vencer fue el YO SOY, Dios mismo (Éxodo 3:11-15; Juan 18:4-8)

IV.- LA SANGRE DE CRISTO NOS TRAE A LA DIMENSIÓN DE LA SANIDAD

1.- Muchas enfermedades tienen un carácter espiritual (Lucas 13:10-12; Marcos 9: 17-27)

2.- La sangre de Cristo nos asegura la bendición de la sanidad (Marcos 1: 40, 41)

3.- Dios nos da el poder para ser prosperados (Deuteronomio 8:18)

V.- LA SANGRE DE CRISTO NOS TRAE PROSPERIDAD

1.- Por la sangre de Cristo somos librados de la escasez (2 Corintios 8. 9)

2.- La prosperidad que recibimos de Dios, alcanza a nuestra generación (Proverbios 13: 22)

3.- Dios tiene poder para proveer en abundancia a nuestras necesidades (Salmos 50: 10, 11, 15)

4.- Dios nos da la sabiduría para ser prosperados (Proverbios 8: 18, 19)
  • El primer paso para ser bendecidos, es caminar con Dios (Salmos 1)
  • Dios prometió que gracias a nuestra fidelidad seríamos llamados nación bendecida (Malaquías 3: 11, 12)
Conclusión:

La sangre de Cristo tiene poder. Esa sangre poderosa nos reconcilió con el Padre, limpió nuestros pecados e hizo posible que nuevamente tuviéramos entrada a las bendiciones.

Las bendiciones son de carácter físico, espiritual y material. Quizá no hemos disfrutado de ellas, no porque el Señor sea renuente a proveerlas, sino porque desconocemos lo mucho que enseña la Biblia sobre el particular.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en devocionales.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT