bosquejosdesermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosdesermones.com

 

¿Cómo ser bendecidos con nuestras ofrendas a Dios?

¿Cómo ser bendecidos con nuestras ofrendas a Dios?

Base Bíblica: Mateo 25: 14-30

INTRODUCCIÓN:

En una sociedad materialista como la nuestra, el dinero se convierte para muchas personas no solo en un aliciente sino, además, en el único objetivo de su vida, de sus esfuerzos, de todo cuanto hacen.

Cuando vamos a las Escrituras, encontramos que tener bienes materiales no es algo malo. De hecho, Dios bendice nuestra economía. Lo que sí es malo es el amor al dinero, que nos priva del horizonte hacia el cual debemos movernos, es decir, buscar primero el Reino.

¿Qué hacer? Compartimos tres aspectos sumamente valiosos, fundamentados en las Escrituras:

I.- SUJETE SUS FINANZAS A LA VOLUNTAD DE DIOS

1.- Cuando manejamos las finanzas al margen de la voluntad de Dios, nuestra vida está desajustada.

2.- Dios tiene un plan específico para nuestras finanzas.

a.- Pregúntele: ¿Cuál es tu voluntad para el manejo de mis finanzas? (Romanos 12:2)

b.- Aprenda a pensar como Dios en cuanto al manejo de las finanzas (Romanos 12:1)

2.- El propósito eterno de Dios es que seamos prosperados en todas las áreas (3 Juan 2)

a.- En el área física

b.- En el área mental (alta)

c.- En el área financiera.

II.- RENDIRLE A DIOS NUESTRA ECONOMÍA DEMUESTRA CONFIANZA EN ÉL

1.- Debemos tener claridad respecto a quién servimos (Mateo 6:24)

a.- Mammón es el dios dinero.

b.- Estar sujetos a mammón es de carácter espiritual.

c.- Cuando mammón esclaviza a alguien, sólo trabaja por el dinero.

2.- Nuestra elección debe ser la búsqueda del Reino de Dios (Mateo 6:38)

a.- Cuando lo hacemos, Dios se encarga de todas nuestras necesidades.

b.- Cuando lo hacemos, renunciamos a la idolatría al dinero (Colosenses 3:5; Deuteronomio 5:7)

3.- El amor a las riquezas es el que lleva a la destrucción (1 Timoteo 6:9-11)

4.- Demostramos confianza en Dios cuando le sometemos todo cuanto hacemos, incluso nuestras finanzas y bienes materiales (Proverbios 3:9, 10)

III.-  OFRENDE A DIOS CON UNA ACTITUD ESPECIAL

1.- En las fiestas judías, una forma de rendir tributo a Dios (Éxodo 23:14, 15; Salmos 96: 8, 9)

2.- Otra forma de tributarle a Dios es rendirle:

a.- Nuestra fuerza

b.- Nuestro tiempo.

c.- Nuestros talentos.

3.- Dios conoce con qué actitud ofrendamos (Marcos 12:41-44)

CONCLUSIÓN:

Dios nos ama y desea nuestra prosperidad. Pero el objetivo principal, más que la prosperidad, debe ser el amor a Dios y a Su Reino.

Las Escrituras nos enseñan qué debemos hacer. Son pasos eficaces, probados milenariamente por Su Palabra.

Si seguimos esos principios, no nos debe caber la más mínima duda de que seremos prosperados.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en devocionales.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT