bosquejosdesermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

bosquejosdesermones.com

 

¿Cómo enfrentar exitosamente los problemas?

¿Cómo enfrentar exitosamente los problemas?

Base Escritural: 1 Crónicas 14:8-17

Introducción:

Curiosamente así como todos los seres humanos proyectamos una sombra cuando pasamos frente a la luz, y tal sombra nos acompaña a todo lugar, igual los problemas. Puede que no los provoquemos, y que sean consecuencia de la envidia, mal carácter o incapacidad de otras personas, pero siempre estarán ahí. La diferencia, en nuestra condición de cristianos, es que también tendremos siempre a Dios para someterle nuestros problemas, bajo la convicción de que Dios nos asegura la victoria. El rey David experimentó ese principio: cuando los filisteos— que eran un pueblo guerrero numeroso y bien disciplinado en el arte de la guerra — , sometió esa enorme dificultad en manos del Señor y el Señor le dio la victoria cuantas veces fue necesario. El problema ahora era de Dios.

I. Los problemas no deben robarnos la paz (vv. 8, 9)

1. Debido a surgimiento de problemas como consecuencia de factores externos, es necesario estar preparados y saber enfrentarlos (v. 8 a).

a. No hay problema que no tenga solución

b. Los problemas hay que encararlos, no rehuirles

2. Si Dios ocupa el primer lugar en nuestra vida, Nos guarda. Él sabe cómo advertirnos de los peligros (v. 8 b)

3. Como lo hacía el rey David, que tenía muy claro en qué Dios confiaba, usted y yo no podemos permitir que los problemas derrumben nuestro mundo interior y exterior (v. 9)

II. Debemos entregar los problemas en manos de Dios (vv. 10, 11)

1. Cualquier decisión que vayamos a tomar, es necesario someterla en manos de Dios (v. 10)

a. Dios debe ocupar el primer lugar en nuestra vida y en todo cuanto hagamos

b. Dios debe ser nuestro principal orientador en cualquier decisión que tomemos

2. El poder ilimitado de Dios obra a favor nuestro cuando sometemos en sus manos nuestros problemas (v. 10)

a. Dios nos muestra qué debemos hacer en cada situación

b. Dios nos asegura la victoria

c. Dios nuestra las estrategias apropiadas

3. Debemos reconocer que en toda victoria que obtengamos, a nuestro amoroso Padre celestial le corresponde la honra y la gloria (v. 11)

a. No hay problema que persista ante el poder de Dios

b. Las estrategias del enemigo caen a tierra porque quien pelea por nosotros es el Señor (v. 12)

III. Cuando nuestra fuerza proviene de Dios, vencemos sobre los problemas (vv. 12-17)

1. Los problemas siempre estarán ahí, pero también, siempre tendremos a Dios peleando nuestras batallas (vv. 13, 14)

2. Dios utiliza muchas formas para asegurarnos la victoria (v. 15)

3. Es necesario creer y movernos sobre la guía que Dios nos traza para vencer los problemas (vv. 16, 17)

Conclusión:

El rey David comprendió que luchando en sus fuerzas, no podría vencer a los filisteos, el pueblo enemigo. Sometió el problema en manos del Señor y fue el Señor quien peleó las batallas. Igual ocurre con nuestras vidas. Dios no desea que sigamos luchando solos, Él desea ayudarnos. Sin embargo, asegurar la victoria, implica que desarrollemos confianza y fe plena en Su poder ilimitado, y dejemos de confiar tanto en nuestras propias capacidades. Recuerde que Dios es nuestro poderoso capitán.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en devocionales.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT